fbpx

LA LIMPIEZA BUCAL, BÁSICA PARA PREVENIR PROBLEMAS DE SALUD BUCODENTAL

LA LIMPIEZA BUCAL, O PROFILAXIS DENTAL, ES UNO DE LOS TRATAMIENTOS O SERVICIOS DENTALES MÁS DEMANDADOS. HAY CINCO SEÑALES QUE INDICAN QUE ES NECESARIO HACERLA.

  • 1. Dientes con superficie marrón o amarillentos
  • 2. Mal aliento
  • 3. Sensación irregular o áspera al pasar la lengua por los dientes
  • 4. Ciertas zonas de la boca con encías enrojecidas o incluso moradas
  • 5. Han pasado más de seis meses desde la última limpieza

 

¿Qué es una limpieza bucal?

El objetivo de la limpieza bucal es eliminar el sarro y las manchas acumuladas en la superficie de los dientes. No debe confundirse con el blanqueamiento dental. El proceso puede durar entre 30 y 40 minutos. Cualquiera puede someterse a una limpieza bucal tras una consulta con un odontólogo profesional.

¿Cada cuánto hay que hacerla?

Por regla general, se recomienda cada seis meses. La periodicidad depende de la higiene dental y de la persona. La limpieza bucal depende de diferentes variables:

1. La calidad dental: en función de la calidad de los dientes del paciente, este deberá someterse al tratamiento con mayor o menor frecuencia.

2. El tipo de alimentación: hay ciertos alimentos que afectan en la acumulación de sarro y propicia las manchas en los dientes.

3. El tipo de saliva

4. La higiene bucal del paciente (cepillado, uso de hilo dental, etc.)

5. Enfermedades: los pacientes que padecen enfermedades crónicas como la diabetes o enfermedades del corazón requieren una limpieza más frecuente.

Para completar la higiene dental es necesaria la limpieza dental ya que se usan herramientas profesionales, la hace un ortodoncista profesional y es capaz de eliminar el sarro y la placa bacteriana, que el cepillado normal no consigue.

Riesgos de no hacerse una limpieza bucal

  • Estética: puede provocar que los dientes acumulen gran cantidad de sarro y su aspecto sea antiestético.
  • Caries: puede ser causa de la aparición de caries
  • Sarro: es peligroso para la salud. Nuestro sistema inmunitario lo considera un cuerpo extraño y trata de combatirlo mediante la inflamación y sangrado que genera la gingivitis de las encías.
  • Pérdida dental: puede llegar a ser una de las causas que ocasiona la pérdida de dientes.

 

Fases de la limpieza bucal

1. Identificación de la superficie afectada: se usan diversas herramientas como una lupa, un raspador y una solución específica. Una vez localizadas, se tratarán las zonas afectadas por el sarro y la placa bacteriana.

2. Retirada de la placa y el sarro: a través de la cureta y un instrumento de ultrasonidos se retira el sarro. Se presta especial atención al sarro situado debajo de las encías.

3. Eliminación de manchas: con agua a presión y una solución de bicarbonato especial, se aclaran los dientes. Con esta acción se consigue eliminar manchas que producen alimentos que desprenden pigmentos, como el vino o el tabaco.

4. Limpieza de encías y dientes: con un cepillo especial y hilo dental se limpian los dientes. Durante este proceso las encías pueden sangrar.

5. Pulido de dientes: con una pasta fluorada y blanqueadora se procede a pulir los dientes. Después se aplica un gel para evitar la inflamación de las encías.

 

Ventajas de la limpieza

  • Ayuda a prevenir la caries
  • Protege y evita la caída de los dientes
  • Previene de enfermedades bucales como gingivitis y la periodontitis.
  • Eliminación de la placa bacteriana y manchas
  • Limpieza y frescura
  • Previene la halitosis

La lista de ventajas es casi interminable. Hay que tener en cuenta también que con la limpieza bucal los dientes relucen y eso aporta mayor confianza a la persona que se somete a este tratamiento. Una sonrisa cuidada y bonita aporta seguridad. Y sobre todo, es salud.

Si tienes alguna duda, ¡pregúntanos!